El Downton Abbey chileno: Palacio Cousiño

Por el terremoto de 2010 el Palacio Cousiño estuvo cerrado por 7 años. Cuando informaron que ya se podía visitar, no dudé en ir. Como fan de Downton Abbey y Gran Hotel no podía perderme lo más cercano a dichos lugares que tenemos en Santiago.

Palacio Cousiño

El lugar fue la residencia de la familia Cousiño Goyenechea, quienes a finales del siglo XIX eran de las más adineradas de Santiago, debido a la propiedad de diversas minas en el país. Vivieron aquí desde la década de 1870 hasta la de 1940.

En la recepción junto con pagar la entrada se entregan un par de pantuflas con las cuales se debe ingresar el lugar. No se permite tomar fotografías a los salones interiores y todo el recorrido se realiza acompañado de un guía.

Sobre el interior que no se puede fotografiar, se aprecia una gran variedad de objetos traídos desde Europa, desde el piano hasta los tapices de los sillones hechos a mano. Cada salón del Palacio Cousiño cuenta con una ambientación según la función que cumplía, por ejemplo, el salón de juegos está decorado al estilo morisco.

Estéticamente, a pesar de un incendio y los diversos terremotos, el Palacio Cousiño se conserva muy bien. El hecho de que haya un guía durante todo el recorrido ayuda a comprender la estructura del hogar. La decoración me pareció increíble, desde las alfombras a los pisos, todo estaba muy bien pensando para que fuera armónico.

La visita

Me hubiera gustado que durante la guía se hiciera más hincapié en el contexto histórico en el cual se sitúa esta casa. Un estilo de vida que era una excepción para la época. De hecho, fue uno de los asistentes quien preguntó si el espacio para papeles en la puerta del comedor se debía a que los señores no le hablaban a los sirvientes. 

Lo anterior me parece importante, debido a que el lujo y la arquitectura de este lugar está situado en un contexto histórico, económico y social que lo permitió. Por algo, la familia termina abandonando el Palacio Cousiño en 1940, pues era muy grande para la cantidad de personas y este estilo de vida ya no era más que la remembranza del pasado.

De todas formas, es un lugar que encanta y un buen panorama para realizar en la ciudad. A continuación se presentan algunas imágenes del lugar y los datos más relevante para su visita.

DATOS

Ubicación: Dieciocho N° 438, Región Metropolitana de Santiago.

Valores:

Público general: $3000

Estudiantes, niños y tercera edad: $800

Horario de visita: Martes a Viernes (09:30 a 13:30 y de 14:30 a 17:00 horas); Sábado, domingo y festivos (09:30 a 13:30 horas).

 

 

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: